Portes gratuitos a partir de 30 € de compra hasta el 31 de diciembre 2022 (en España peninsular). Entrega en 24/48 horas. Ampliación de devolución hasta el 15 de enero.
Portada del blog
¡Qué guapa estás!

07 de Septiembre de 2021 Categorías: Especial Jugar i Jugar

¡Qué guapa estás!

Foto portada: Sharon Mccutcheon

¡Uy, pero qué guapa! ¡Qué elegante vas! ¡Qué niña más bonita! ¡Qué precioso vestido!

Y de repente, como un resorte, te ves a ti misma diciendo esto y cuando te das cuenta, ya no puedes borrar las palabras pronunciadas aunque te muerdas el labio, porque se han quedado volando por el aire. Ya están dichas, ya han viajado hasta otros oídos, han aterrizado en otras cabezas, para modelar percepciones desde pequeñas/os. Y aunque intentes arreglarlo, ya tienes que resignarte a que la próxima vez lo harás diferente. 

¿Te suena? Es difícil cambiar las dinámicas, aunque creas de verdad que tienen que ser cambiadas. Tus aprendizajes y costumbres adquiridas suelen ser bastante insistentes y luchan por no abandonar su puesto de honor. Es normal, nos pasa a todas y todos.

Foto: Nathan Hanna

No, nosotras no somos extremistas y no pensamos que esto sea un drama horrible en sí mismo, pero suma. Suma al constante goteo de esta sociedad que poco a poco nos va esculpiendo la cabeza y nos manda mensajes ocultos o evidentes de que la imagen importa, condiciona, nos separa a los seres humanos en equipos diferentes. Hace conjuntos y deja fuera de ellos a los demás, los que no son. Y parece ser que hay que estar dentro, a un precio a veces alto.

Sobre todo, desgraciadamente, ligado al tema de la expresión de género. No solamente, ojo, que estereotipos hay en los dos lados y todos caben en mochilas grandes que nos echamos al hombro. Ambos hay que trabajarlos y dejarlos atrás para ir construyendo poco a poco una sociedad más sana, ¿no te parece?

Foto: Sandra Seitamaa 

Las palabras son una herramienta enorme para ir modelando la percepción. No en vano, Wittgenstein tiene una frase memorable, que a nosotras nos acompaña siempre, que sentencia : “Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo”. Y aunque está dicha en otro contexto, más circunscrito al uso y aprendizaje del lenguaje y cómo su dominio nos hace más libres, nos sirve también para incidir en esta creencia de que la forma de hablarnos, bien sea a nosotras/os o a los demás, ayuda a cimentar algunos pilares obsoletos de nuestra sociedad o por el contrario, a derribarlos.

Foto: Arty

Hace unos meses leímos en Instagram esta cita de Juan Camilo Gaor, que nos gustó mucho:

Pueden golpear con la fuerza de una roca
o estremecer con el calor de un beso.
Pueden escapar como un cometa
o estancarse en la fosa del recuerdo.
Pueden clavarse como una daga
arrugar un corazón de hielo…

Hay palabras que dignifican
y hay palabras que aplastan,
pero sus significados
perduran en el alma…

Nosotras creemos que pequeños pasos quizás no condicionen la vida, pero sí que cambian el futuro cuando los damos en bloque, a la vez, a muchas veces. Cambiar el “¡qué guapa!”, el “¡qué fuerte!”, el “¡qué lindo vestido!”, el “¡qué valiente!” por otras miradas más conscientes, que nos alejen de la inercia, que puedan ayudar a ir abandonando ya ciertas creencias que tanto daño nos hacen.

Foto: Shravan K Acharya

No cuesta nada, es un intento que está en nuestra mano para poder ponerlo en práctica de manera sencilla. Podemos cambiar el foco del físico de una vez, dejar de referirnos a algo tan circunstancial y tan dañino que ya se ve reforzado continuamente por la sociedad, por un interés por sus aficiones, en sus gustos, en su nombre, en su colegio… No sabemos, ¡hagamos entre todas y todos una lista de ideas! Una de la que podamos tirar y que nos vaya reconfigurando el cerebro y desplazando a golpe de codazo las telarañas que necesitamos barrer. ¿Qué te parece? Nos encantaría leerlas en los comentarios.

Como bonus track te recomendamos ver la películs Little Miss Sunshine, que es una absoluta maravilla. ¡Ya nos contarás!

Ver todos los comentarios (3)

Laura


10/09/2021 01:26:17

Sí, em passa com a mare i em molesta com a filla i com a dona, la referència omnipresent a l'aspecte físic. Aquests comentaris, fets des de la innocència a mi em donen un missatge de superficialitat i no sè com desempallegar-me'n! Procuro, jo també, deslliurar-ne als meus fills però accepto la meva derrota...Llavors, podríem dir un "Se't veu content/a aquest matí", o "Estàs radiant, et menjaràs el món avui", o "Aquest conjunt tan preciós que has escollit reflexa com et sents?". No sé, intento col•laborar, però normalment la prosa matinal és molt més barroera...:PResposta Jugar i Jugar.T'entenem perfectament Laura, és difícil canviar la forma d'expressar-nos quan la tenim tant interioritzada i com bé dius, als matins encara més heheheh. Nosaltres pensem que quan es senten acceptats i estimats tal qual son, sobren els elogis, nosaltres pensem que hem d'aprendre més a expressar com ens sentim respecte a les altres persones i no a com son. Em fas feliç, em dones alegria, que bé em sento quan et tinc a prop. Parla des de nosaltres i no des d'ells, no sé si ens expliquem :) una abraçada.Carmen i Claudia.

Núria


09/09/2021 22:20:38

A mí tb se me escapa, pero es que a veces la miro y la veo tan bonita. Y entonces es cuando añado lo bonita que es por fuera y por dentro, la portan cia de ser buena persona, de cuidar a los demás, etc. Nos hemos dado cuenta que ella ha empezado a relacionar el ponerse un vestido con decir: a que estoy guapa? Ahí es cuando nosotros le decimos que ella es guapa de cualquiera de las maneras, que no necesita un vestido para serlo. Aix... Cuesta.Reespuesta Jugar i JugarTe entendemos perfectamente, es muy complicado, pero tampoco tenemos que preocuparnos en exceso, nosotras pensamos que la clave está en amarlos y aceptarlos tal como son. El amor incondicional les llena completamente y no necesitan más, porque lo sienten profundamente. Por supuesto, un comentario bonito de vez en cuando no le hace mal a nadie, creemos que cuando se vuelve en algo de todos los días, es cuando nos va marcando la importancia del aspecto físico por encima de lo demás. Un abrazo y gracias por tu comentario.

Ana


08/09/2021 17:20:57

Muy cierto. Ser madre nos explota el género en la cara. Y, más, si estás criando a una niña. A mi hija le digo mucho "qué guapa eres", pero cada vez más consciente de añadir algo relacionado a la belleza de su interior, de su personalidad. Le digo, cada vez más, lo bonito que es acompañarle, verla crecer tan fuerte y valiente.

Añadir un comentario

¿Necesitas ayuda?

Si tienes cualquier duda sobre productos, envíos, entregas, etc. mira en preguntas frecuentes o contacta con nosotros:

Te atenderemos de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 hrs.