Portes gratuitos a partir de 30 € de compra hasta el 31 de diciembre 2021 (en España peninsular). Entrega en 24/48 horas. Ampliación de devolución hasta el 14 de enero.
Portada del blog
Herramientas de carpintería para niñas y niños

29 de Marzo de 2021 Categorías: Hablamos de nuestros productos

Herramientas de carpintería para niñas y niños

Una de las partes que más nos gusta de nuestro catálogo, y no vamos a ocultarlo, es nuestra sección de carpintería y bricolaje. Desde nuestros inicios apostamos por tener herramientas reales en la tienda y los destornilladores, las sierras, las pistolas de silicona caliente y todo aquello que en su día parecía impensable e incluso una locura, porque cortaba y pinchaba, hoy por hoy está ya está instalado en muchas de vuestras familias. Nos encanta.

Foto: taladro manual

¿Por qué nos gusta tanto esto de la carpintería para niñas y niños?

Cuando hablamos de carpintería en Jugar i Jugar, no nos estamos refiriendo solamente a madera y herramientas. Para nosotras, cuando le damos a la infancia la posibilidad de explorar con un serrucho, de usar un taladro de mano, de clavar con un verdadero martilloestamos hablando de algo mucho más profundo que está en juego: la confianza.

Podríamos pasarnos horas o párrafos comentando las bondades de dejar que trabajen con las manos un material tan noble como la madera. Pero eso ya lo sabéis y lo saben bien sobre todo en las escuelas Waldorf, donde es una actividad muy común que ojalá se extendiera al resto de centros educativos, con esa mirada tan suya sobre la importancia del trabajo manual y su conexión con el aprendizaje, la espiritualidad, la vida y el arte.

Foto: sierra de marquetería

Por eso no vamos a incidir en conceptos como motricidad fina, pensamiento espacial, imaginación, creatividad… sino que vamos a centrarnos muchísimo en esta reflexión en esto de la confianza y del aprendizaje adulto cuando les regalamos una caja completa de herramientas reales y es más, ¡les dejamos usarlas!

Confiar es acompañar sin miedo. Es ser capaz de contener nuestras mochilas y ofrecer una mirada limpia sobre sus capacidades, sin juicios de valor previos o infundados.

Y no es algo que pueda forzarse porque al igual que ellos y ellas, también nosotras/os tenemos un ritmo que hay que respetar y no pasa absolutamente nada si asumimos que no estamos preparadas/os para dejarles un martillo sin que nos haga estar inquietas/os o todo el rato pendientes. Es quizás un ejercicio de madurez y responsabilidad enorme y de agradecer, porque pretender que no pasa nada cuando en realidad nos está inquietando se termina notando.

Foto: taladro manual

No estamos diciendo que nada más recibir las herramientas, la persona adulta tenga que desaparecer y dejarles ahí al mando de sierras y alicates, porque efectivamente son herramientas reales que deben aprender a usarse. Ese es nuestro papel, ahí está la importancia de nuestra aportación para enseñarles cómo usarlas con seguridad, para hacerles conscientes de la responsabilidad que es tener una herramienta que puede hacernos daño y hacérselo a las personas que nos rodean, para aprender a cuidarlas, para ver la función de cada una, la forma de agarrarla, las medidas de seguridad… 

También es importante nuestro papel a la hora de decidir cuándo ofrecérselas, fruto de la observación y del conocimiento que tenemos de cada niña o niño. Y de su etapa madurativa, porque por muy espabilada/o que sea, si tiene 3 años será mejor ofrecerle una lija y un destornillador que un taladro de mano puntiagudo.

Simplemente, no tienen la capacidad todavía de poner en marcha ciertas habilidades motrices o de tener la conciencia de la seguridad necesaria. No les demos una responsabilidad más grande de la que pueden asumir y dejémosles disfrutar como lo que son: niñas y niños.

Foto: conjunto de aprendizaje con herrramientas reales Montessori

Sobre todo porque avanzando etapas, como ya hemos dicho muchas veces, lo que hacemos es romper el asombro que nos podemos reservar para momentos más avanzados.

Con 2-3 años hay muchas herramientas de juguete que podemos ofrecerles preciosas (tenemos un montón en la tienda) que les ayudarán a hacer el camino mucho más sencillo y calmado. Una etapa en la que podemos ayudarles a aprender los nombres de las herramientas, para qué se usa cada una e ir desarrollando los movimientos de motricidad fina que luego agradecerán cuando pasen a las herramientas reales. ¡No corramos en balde!

Foto: conjunto de aprendizaje con herrramientas reales Montessori

Una vez que hayan adquirido la madurez y las habilidades necesarias ya podremos ofrecerles algo más profesional. ¡Ya veréis cómo les gusta! Uno de los grandes éxitos que tenemos en la tienda son las estaciones de carpintería 4 en 1, como la PlayMake o la Unimat (una versión más profesional, podéis ver las difrencias aquí) Eso y un par de maderas para poder empezar y si son niñas y niños motivados con este tipo de actividades, les veréis florecer. 

Foto: Unimat

Foto: PlayMake

En cuanto a las maderas necesarias, que nos lo preguntáis mucho, decir que lo mejor es quizás siempre usar maderas blandas para que puedan trabajarlas sin mucho esfuerzo. Para la PlayMake y la Unimat, nosotras funcionamos en casa con madera de balsa finita que podéis encontrar en cualquier superficie de bricolaje o en nuestra tienda (la Unimtat admite grosores algo más elevados, id probando). Para las herramientas reales, mejor lanzarse al pino o al abedul, ya que las maderas más duras, como la maciza de roble o de haya, serán más complicadas de trabajar o los clavos/tornillos se resistirán más. ¡Y son mucho más caras! Hay listones de madera también de diferentes grosores que puedan haceros un apaño y seguro que les gusta porque se sierran rápido y sirven para muchos inventos.

Foto: martillo infantil de orejas

Y ya por último, también recalcar algo que nos parece fascinante en este tipo de juegos y entretenimientos, es el hecho de poder jugar sin crear nada bonito y reconocible. Es decir, que seguramente, una parte importante del tiempo se dediquen a hacer cosas aparentemente inútiles como clavar un clavo en una madera. Y otro y otro y otro. Sin estar haciendo una caja, ni una casa de pájaros, ni un joyero. Clavar por clavar, serrar por serrar, desatornillar por desatornillar… porque sí. 

Y ahí la mirada adulta quizás también tenga que relajarse y dejar fluir, frenando nuestras ganas de proponerles un proyecto, de decirles que por qué no producen nada con las herramientas y las maderas… Proponer que nos ayuden o hacer algo en familia es precioso, pero también dejémosles hacer lo que les apetezca con sus herramientas porque es el proceso lo que merece la pena. Lo demás, como dice Miguel Castro, es un residuo.

Foto: destornillador reversiblesierra de marquetería, martillo infantil, conjunto de llaves fijas para niñosnivel

Productos relacionados

Ver todos los comentarios (1)

Luisa Hernadez


31/03/2021 17:10:10

Genial el post yo soy muy partidaria de este tipo de juguetes con los que los niños aprenden desde pequeños a hacer cosas, hace poco compre un set de

Añadir un comentario

¿Necesitas ayuda?

Si tienes cualquier duda sobre productos, envíos, entregas, etc. mira en preguntas frecuentes o contacta con nosotros:

Te atenderemos de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 hrs.