La mesa de luz... ¿qué?, ¿cómo?, ¿por qué?

13/10/2015. Categorías: Artículos de otros

Hacía tiempo que queríamos publicar un artículo sobre la mesa de luz, ese objeto que está en tantas escuelas y que tantas horas de exploración y diversión brinda a los niños. De mi casa al mundo publicó el pasado 13 de septiembre este maravilloso artículo en el que explica no sólo la importancia de experimentar con la luz, también nos da pistas sobre materiales y un tutorial de cómo hacer una mesa de luz en casa.


 

Seguro que has visto alguna vez una mesa de luz y te has preguntado ¿para qué sirve realmente? ¿Es importante que los niños tengan una mesa de luz en casa? ¿Qué se necesita para jugar en una mesa de luz?


Bueno, yo personalmente soy fan de estas superficies luminosas, he trabajado con ellas durante años en los colegios y en casa, por supuesto tenemos la nuestra, que además es DIY, ¿quieres verla?  

¿Qué es una mesa de luz?

En pocas palabras, una mesa de luz es una tabla que se ilumina con luz. Muchas veces, la gente asocia una "caja de luz" con hacer fotografías, pero la mesa de luz de la que hablamos es una herramienta educativa y lúdica esencial para los niños pequeños que ofrece multitud de posibilidades.
 

Puedes encontrar una gran variedad de formas, tamaños y calidades que van desde cajas de luz de plástico, cajones de madera o mesas más sofisticadas con luces de leds, mira algunas de las propuestas de Jugarijugar.


Nuestra mesa de luz es en realidad una caja de luz que hizo el padrino de Sunflower para su tercer cumpleaños. Él nos ofreció construir una mesa, pero preferimos un cajón portátil ya que es  más fácil de guardar (lo guardamos bajo la cama) y lo puedes utilizar en el suelo, encima de otra mesa, o en cualquier otro  lugar.

¿De dónde vienen las mesas de luz?

Las mesas de luz y todos los espacios multisensoriales (hay escuelas que tienen incluso un ambiente a oscuras donde hay muchos elementos luminosos para interactuar) están inspirados en el enfoque pedagógico Reggio Emilia y se pueden utilizar desde los 18 meses - 2 años (incluso antes).


La perspectiva Reggio Emilia es una pedagogía innovadora e inspiradora para la educación de la primera infancia que valora al niño/a como fuerte, capaz y flexible. Cada niño trae consigo un gran potencial y una curiosidad innata que le lleva a desarrollar un profundo interés por descubrir el mundo y su lugar en él. Por eso consideran que los niños son capaces de construir su propio aprendizaje si tienen las herramientas y el ambiente adecuado.


Se denomina Reggio Emilia porque se originó precisamente en la ciudad de Reggio Emilia en Italia, y fue el inicio de un movimiento hacia una educación progresiva y cooperativa en la primera infancia.


Es importante que sepas que el enfoque Reggio Emilia no es un método. No existe una formación específica que te forme para ser un maestro/a de Reggio Emilia.


Además, una de las cosas que sostiene esta orientación pedagógica es que las escuelas deben adaptarse a las necesidades  e intereses de su comunidad (ya que el alumnado, las familias, la ciudad son diferentes siempre) y esto hace que no se pueda aplicar con una metodología concreta.

¿Por qué una mesa de luz?

Hay tantos beneficios del juego de luz que no sé por dónde empezar.


A menudo, las mesas de luz se asocian como un excelente recurso para la ciencia, la exploración y el descubrimiento (que sin duda lo son), sin embargo, ¡las mesas de luz son mucho más que eso!


Se pueden utilizar para el juego libre, y  también para la integración sensorial. Para la observación, la atención y el aprendizaje académico como la lectoescritura, lenguaje, matemáticas, música, y ciencias. 


Las mesas de luz permiten crear un espacio de aprendizaje atractivo y acogedor que anima a los niños a participar en actividades de aprendizaje a través del juego sin que  ni siquiera se den cuenta. 
Son una excelente fuente de información multisensorial, donde la vía visual cobra especial protagonismo. Los niños se sienten atraídos naturalmente hacia la luz del panel y, a menudo se calman con la estimulación visual mientras exploran un objeto. Por eso se dice que son un maravilloso recurso para niños  diagnosticados de TDAH por ejemplo.

Nuestra mesa de luz DIY

Nuestra mesa de luz es muy sencilla y fácil de hacer y nos va de maravilla.


Está hecha con un cajón de madera de pino macizo natural, un vidrio plástico blanco, dos fluorescentes de cocina (los que van bajomueble), un poco de papel de aluminio, unas escuadras pequeñas (para que la plancha de vidrio plástico se pueda deslizar) y unos clavitos, todo absolutamente lo encuentras en cualquier tienda de bricolaje por un precio que no llega a los 50€.

 

 

Los mejores materiales para la mesa de luz

 

Tenemos nuestro cajón de luz desde hace algo más de dos años, por lo que hemos ido probando muchísimos materiales en él. La mesa de luz ofrece infinitas posibilidades para jugar y aprender con casi cualquier material, muchos los encontramos fácilmente en casa: pintura, arena, elementos de la naturaleza (observar los nervios de una hoja con la mesa de luz es una experiencia muy chula, por ejemplo), gelatina, papel de celofán…


Y luego tenemos otros materiales específicos que son increíbles  y de estos ¿cuáles son nuestros favoritos?  Básicamente estos 7 y por orden de prioridad según el criterio de Sunflower:


Todos nuestros materiales de luz los puedes encontrar en Jugarijugar donde tienen un amplísimo stock y  muchas más ideas. Haciendo clic en los nombres puedes verlos en su página.

 


Las semiesferas de percepción
Estas semiesferas de material acrílico a Sunflower le fascinan, juega muchísimo con ellas en la mesa de luz y fuera de ella (incluso en la bañera). Además al juntarlas cambian de color, y tienen un efecto lupa que le gusta mucho. Estas semiesferas son ideales también para una panera de los tesoros para bebés (¿has visto nuestra panera de los tesoros?).

 


Los discos de colores
Estas piececitas de colores a Sunflower le gustan especialmente para hacer dibujos en la mesa de luz, también los usa para contar y clasificar. Otras veces se convierten en monedas cuando juega a crear una tienda en su habitación… Son tan versátiles y son tan económicos que me parecen un MUST HAVE.

 



Bloques de construcción de colores transparentes
Le encantan, son de 5 colores y 6 formas diferentes y como juego de construcción, experimentando con la transparencia, la luz, el reflejo… son geniales.

 

 

 

Play Plax
Este famoso juego de construcción, que fue inventado ¡en los años sesenta!, es también de sus favoritos. El curioso diseño de las piezas con las ranuras permite hacer construcciones muy curiosas, y a Sunflower le gusta especialmente conseguir nuevos colores superponiéndolos.


(En mi lista este material ocuparía el primer lugar, pero estoy respetando la lista de Sunflower)

 



Formas geométricas de acrílico
Las formas geométricas básicas, con diferentes colores son también un imprescindible, permiten superponerlas fácilmente y experimentar con las mezclas de los colores. Sunflower los utiliza mucho como bases para sus construcciones, y en juego simbólico como bandejas y platos. Además tienen un orificio que te permite colgarlas y experimentar con la luz y las sombras al lado de una ventana.

 

 


Pirámide Arco Iris
Esta pirámide de madera con la base en acrílico y diferentes colores es otro de los materiales que incluye a menudo Sunflower en sus juegos en la mesa de luz. Le gusta utilizar sus elementos como recipientes e introducir dentro otros materiales que a la vez cambian de color.


A mí personalmente me parece uno de esos elementos de juego sencillos que ofrecen tantos aportes para un amplio rango de edades (desde bebés hasta finales de la primaria) que los recomiendo mucho.

 



Bloques sensoriales
Los bloques sensoriales son una pasada. Son estructuras de madera que dentro tienen diferentes materiales: bolitas, líquido, arena… Y crean efectos espectaculares. A estos  bloques Sunflower les tiene mucho aprecio y le gusta mucho jugar con ellos en la alfombra haciendo sus construcciones,  y aunque no los utiliza tanto en la mesa de luz, su efecto es también sorprendente.
 

Espero que te animes a crear una mesa o cajón de luz para tus pequeños y ya verás cómo es un espacio que os ofrece muchísimas horas de descubrimientos y aprendizajes. 


Recuerda que puedes encontrar estos materiales tan chulos en Jugarijugar


Productos relacionados

Ver todos los comentarios (2)

Jugar i Jugar


10/12/2018 15:21:41

Hola Eva,Tienes motivos para dudar porque ambas opciones son muy chulas, aunque la experiencia es totalmente diferente con una que con otra.El cubo es más un elemento de juego de luz, les gusta subirse en él, sentarse, y sí, colocarán cosas encima pero la superficie de trabajo no es tan nítida como la de la mesa de luz. Es decir, que cuando pongas objetos encima como hojas para ver los nervios o combinar colores, el efecto visual es más claro con el panel de luz que con el cubo.El cubo en cambio es más "divertido" hacen discoteca, como te decía antes, se suben, es un concepto de experimentación con la luz muy diferente.si lo que te interesa es el trabajo con la luz, te recomiendo más el panel.Un abrazo

Eva


10/12/2018 13:32:33

Hola, Estoy pensando en regalar a mis hijos de 5 meses y 5 años una mesa de luz. Acabo de ver la opción del cubo de luz y me gusta mucho. Dudo entre una cosa y la otra. Me gusta del cubo que tenga volumen y varias opciones de juego pero no me gusta porque tal vez la superficie sea poco espacio para manipular. Alguien que haya experimentado con alguna de ellas me puede aconsejar. Muchas gracias!

Añadir un comentario