Jugar i jugar - Matemáticas Montessori

24/05/2010. Categorías: Crónicas del juego

Crónicas del Juego

Matemáticas Montessori

Hace ya algún tiempo que en Jugar i Jugar iniciamos la colaboración con Marco i Betzabé, guías Montessori, para organizar distintas jornadas de formación de esta metodología. Tiempo después, el vínculo profesional se ha convertido también en amistad y compromiso.

Esta vez ofrecimos el Taller de Matemáticas Montessori: Numeración y Operatoria. Las matemáticas han sido una materia temible para muchos…y nos incluímos en ellos. Hasta entonces, nosotras mismas habíamos repetido decenas de veces la frase “bueno, las mates nunca se me dieron bien, no era buena en cálculo…”

Con el taller, sin embargo, nos dimos cuenta de que el aprendizaje de las matemáticas es como el de cualquier otra materia: 1, hay que estar preparados y preparadas para recibir la información. 2, hay que tener una necesidad de aprender lo que nos quieren enseñar. 3, hay que involucrar nuestros sentidos para asimilar lo que nos explican.

Con los materiales Montessori una cosa lleva a la otra, el orden y la disposición invitan a manipularlos, se trata de materiales intuitivos, que permiten deducir de forma relativamente sencilla su funcionamiento, y que incitan a hacer las cosas poco a poco y siempre involucrando varios sentidos en ello, especialmente el del tacto, que facilita la auténtica comprensión de las cosas.

Mientras realizábamos los ejercicios, algunas nos dimos cuenta de que nunca habíamos comprendido realmente las operaciones que hicimos en la escuela: las hicimos, sí, pero mecánicamente, por un aprendizaje de repetición, y a menudo por aburrimiento. También pudimos reconocer un sentimiento de pena por no haber disfrutado jamás de unas matemáticas divertidas y con sentido, por haber sufrido intentando comprender conceptos inconexos que no guardaban relación alguna ni aplicación real en nuestra vida diaria.

Por supuesto, el balance es muy positivo por varios motivos: nunca es tarde para aprender a aprender con alegría; y estos talleres nos permiten hacer con nuestros hijos y alumnos lo que no se hizo con nosotros: transmitir con pasión y con alegría el gusto por las matemáticas.

¡Gracias, Marco y Betzabé, por vuestra convicción, energía y entusiasmo!

Añadir un comentario