Portada del blog
El confinamiento con niñas y niños de 1 a 3 años

23 de Marzo de 2020 Categorías: Momentos de juego

El confinamiento con niñas y niños de 1 a 3 años

En estos días extraños que nos está tocando vivir, nos ha pareceido muy interesante reflexionar con nuestra amiga Sonia Klias sobre la necesidad de movimiento de los/las más pequeños/as (entre 1 y 3 años), con el fin de que entendamos bien el momento evolutivo que están viviendo y algunas propuestas para que podemos regular y gestionar, de la mejor forma posible, su energía en estos días de confinamiento forzado.

Entender, conocer, empatizar… seguro que son herramientas que nos permiten situarnos en una postura mucho más relajada a toda la familia y nos permiten sobrellevar mejor momentos puntuales en los que se acumula algo más de tensión. 

No, no podemos daros la receta exacta, ya que no hay fórmulas mágicas para estar en un piso con niños o niñas menores de 1 a 3 años. Sabemos que es una situación  difícil de llevar porque tomar aire fresco es vital para ellas y ellos, mucho más que para los/as niños/as más mayores, que ya cuentan con otros recursos como por ejemplo, entender normas lo que les facilita seguir un juego de mesa. También las personas adultas podemos encontrar más fácilmente otras formas de entretenernos de forma intelectual y aunque sentimos igualmente la necesida de salir y respirar, podemos paliarla con un abanico más grande de actividades o de forma racional, entendiendo la urgencia de la situación.

La actividad principal de los niños y niñas de 1-3 años es el movimiento. Absolutamente todo lo hacen moviéndose porque es la fase evolutiva por la que pasan.

¿Cómo compaginar esto con estar confinados en casa? Para crear un clima con estas edades lo más relajado posible, hay tres factores que inciden mucho y que por tanto, es importante que los tengamos en cuenta: 

1. El papel del adulto,

2. La psicomotricidad gruesa,

3. El juego manipulativo. 

Si vivís en una casa con jardín y o terraza, verdaderamente lo tenéis más fácil, pero si no es el caso, os proponermos que para estos días, transforméis vuestro piso, en la medida de vuestras posibilidades. Haced el máximo espacio posible quitando cosas del medio como mesitas, lámparas o cualquier objeto que interrumpa el tránsito en el espacio de juego, o incluso entre diferentes espacios. Guardad juguetes si tenéis muchos porque estos días, para niños y niñas de esta edad, lo que intentaremos será dejar espacios libres comunes de la casa por los que puedan transitar en sus ocupaciones.

1. El papel de la persona adulta

NO SOMOS MONITORES/AS DE ACTIVIDADES. Ante todo, recordemos que no estamos ahí para entretener sin parar y en la medida de lo posible, salvo momentos en los que queramos hacer algo en familia, estaría bien evitar organizarles sesiones de movimiento dirigidas por nosotras/os, ya que en ese caso, serán siemre de duración corta y se agotarán en el momento en el que no estemos presentes. Nuestra recomendación es que es mejor facilitarles el movimiento acondicionando sus espacios de juego, como decíamos antes.

COMPATIBILIDAD DE JUEGO CON HERMANOS/AS. Es posible que si tenéis niñas y niños de distintas edades, su juego sea distinto.  Quizás que el/la mayor ya esté en lo simbólico y que el o la más pequeña no pueda compartir ese tipo de juego. O por ejemplo, uno de 4 querrá construir con el Lego mientras que el de 2 querrá desmontar todas las piezas que se contruyan y tirar todas las torres. Y ambas cosas suelen ser incompatibles. 

Lo que ocurre en estos casos, es que no se entienden en el juego, están hablando idiomas distintos, por lo que es posible que necesitéis separar un poco los espacios de juego si las dinámicas se vuelven complicadas.. 

En estas situaciones, vuestro papel será claramente de mediador/a entre las dos partes. Mantener la calma es la clave, aunque la situación sea cansada y os veáis agotados/as, lo sabemos. Ayuda mucho respirar y decir con voz suave al pequeño/a que cosas sí pueden hacer, darle opciones, porque a veces nos centramos en decir lo que no puden hacer (no puedes desmontar lo que está haciendo tu hermano/a, por ejemplo), en vez de ofrecele alternativas y decirle que mientras que su hermano/a hace eso, él/ella puede hacer esto o aquello.

Otra cosa importante es que sobre los 3 años los niños y las niñas comienzan a jugar con compañeras/os. En caso de que estén con otras niñas o niños que puedan seguirles en el juego, pues está fenomenal, pero en caso contrario, puede que demanden vuestra presencia para poder desarrollar el juego imaginativo en el que seguramente esté interesada/o. 

No es que no tengan autonomía, es simplemente que necesitan de la interacción para poder desarrollarlo, porque si no, se hace muy aburrido. Y la persona adulta, aunque no es la mejor compañera de juego, es lo que ahora mismo tienen. Por eso os demandan. 

Nuesta propuesta es que intentéis entrar y salir del mismo de forma intermitente. Si por ejemplo, estáis en la cocina y os reclama para poder hacer un viaje en avión, decidles que genial, que os llamen cuando esté todo listo y a punto de despegar y volved a vuestra actividad anterior cuando el avión aterrice en el país lejano al que seguramente, os hayan llevado.

HACER ALGO "DE VERDAD" MIENTRAS ELLOS Y ELLAS JUEGAN. Nos referimos a cocinar, limpiar... hacer cosas en las que ellas y ellos nos vean ocupados/as pero en algo que al mismo tiempo, nos mantenga en el aquí y el ahora. Porque si los adultos estamos todo el rato ocupados en actividades mentales se empiezan a poner nerviosas/os y por lo tanto, os sugerimos que intentéis encontrar vuestro equilibrio también en vuestras propias tareas.

Recuperar los trabajos del hogar e implicarles es una opción fantástica, porque implica movimiento y a la vez, les hace sentirse parte del grupo familiar asumiendo tareas para las que estén ya capacitados/as.

Mirar el móvil, llamar mucho rato por teléfono, teletrabajar, leer, son tareas en las que nuestro pensamiento se va y ellos/ellas lo perciben claramente y se ponen nerviosos. Son actividades adultas incompatibles con el acompañamiento de niñas y niños de 1 a 3 años. Sabemos que es difícil, porque hay muchas personas en esta situación trabajando desde casa, pero si no tenéis opciones, está bien poner conciencia y saber que llegará un punto en que se cansarán y demandaran nuestra presencia de la manera que sea.

JUEGOS DE MESA. En el caso de niños y niñas tan pequeños, de uno a tres años, es mejor intentar no incidir mucho en juegos con normas. Es entendible que con tiempos tan largos, en los que ya no sabemos bien cómo gestionar las demandas, tendamos a buscar entretenimiento en los juegos de mesa o juegos dirigidos con normas. 

Y está bien, no pasa nada, pero debemos recordar que aunque estén adaptados a su edad, a los/las menores de siete les puede costar bastante asumir las reglas de un juego y eso provoca desgaste y conflicto que puede alterarnos a todos/as. Es normal, es fruto del cansancio que supone hacer una actividad estática para la que lo mismo no están preparadas/os y por eso es bastante habitual que al final aparezca esta tensión en forma de conflicto.

2. La motricidad gruesa

El equilibrio entre el juego de manipulación y la psicomotricidad gruesa es vital, con lo que os animamos a dejarles hacer siempre las dos cosas, en la medida de lo posible.

Ideas para psicomotricidad gruesa:

- Apartar el sofá un poco de la pared para que se cree un pasillo por el que puedan pasar o esconderse. 

- Tumbar sillas de forma segura para que puedan subir en ellas, pasar por debajo, etc. 

- Facilitar todos los juegos que permitan entrar y salir: construir casas, castillos, barcos con cartón, cojines o lo que tengáis en casa.  Para ello, podemos aprovechar mantas, sábanas, toallas o piezas de tela. Si tapamos con una sabana la mesa, por ejemplo, creamos un espacio mágico que pueden disfrutar.
Facilitad pañuelos ligeros para bailar, lanzarlos y moverse con ellos. 

- Si tenéis alguna caja de cartón o algo en lo que puedan entrar y salir es ideal.  Un cajón de madera también puede ir genial. 

- Podéis intentar habilitar en un sitio donde haya vidrio al que asomarse, que no sea una ventana con altura, claro, para que sea totalmente seguro. Esto es complicado, porque solo suele darse en casas con jardín, con terraza o con patio, pero lo añadimos a la lista de propuestas por si tenéis. Sería genial que en caso que penséis una forma para que los niños y las niñas puedan subir y bajar con autonomía para ver el exterior sin vuestra ayuda. Pensad que normalmente no pueden llegar a verlo si vosotros/as no los cogéis en brazos y esta sensación de hacerlo solos suele gustarles y calmarles en ocasiones. 

3. Juego manipulativo

Este tipo de juego, en el que también suelen estar interesados a esta edad, es similar al de psicomotricidad gruesa pero llevado a lo pequeño: poner, quitar, sacar, juntar… ¿lo reconocés en vuestros/as peques? 

Ideas para el juego manipulativo

- Para darle rienda suelta, les suelen gustar las ollas, los tuppers, anillas, las paneras o lo que tengáis en casa. Simplemente poned cuidado en que sean objetos seguros, nada que pueda romperse o que sea tóxico, obviamente.

- Facilitar cajones que puedan abrir y cerrar y guardar cosas dentro. O sacarlas, ¡ya sábeis como les gusta!

Esperamos que os haya gustado el post y que encontréis en nuestras ideas alguna propuesta chula para hacer estos días más amables. Os mandamos una abrazo a todas las familias que andais por aquí y nos vemos en la próxima.

Compártelo en

Ver todos los comentarios (3)

Amagoia


06/04/2020 13:16:09

Hola, me veo en la misma situación que Lorena. Habría la posibilidad de poder recuperar el encuentro con Sonia Kliass? Muchas gracias por todo

Alba


31/03/2020 13:51:11

Muchas gracias! Ha sido de mucha ayuda para entender las necesidades de los más pequeños estos días, que a veces son más invisibles y nos cuesta encontrar propuestas que satisfagan sus inquietudes.

Lorena


30/03/2020 11:18:50

Buenos días, por motivos laborales no pude conectarme al encuentro con Sonia Kliass, se podría recuperar de alguna manera?. Muchas gracias por todo, seguís siendo mi tienda favorita!

Añadir un comentario

¿Necesitas ayuda?

Si tienes cualquier duda sobre productos, envíos, entregas, etc. mira en preguntas frecuentes o contacta con nosotros:

Te atenderemos de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 hrs.