Portes gratuitos a partir de 60 € de compra (en España peninsular). Entrega en 24/48 horas.

/ Mandalas infantiles

ref. jij04744

Gran mandala de madera Goethe

55,90 €

Entrega el viernes 22 de octubre

si haces el pedido en 13 hrs y 36 min. Ver detalles

Entrega el viernes 22 de octubre

si haces el pedido en 13 hrs y 36 min. Ver detalles

Edades:

  • Descripción

  • Características

Maravilloso puzle mandala de 24 piezas de madera teñida en espectaculares colores, todas de 2 cm de espesor.

Es un material ideal para usar como rompecabezas, aunque sus fichas también pueden usarse para dejar fluir la imaginación y crear mandalas usándolas como piezas sueltas. O incluso para combinarlas para crear figuras más realistas jugando con las formas geométricas. Además, su grosor también permite que puedan usarse como material de construcción sencillo. Es por todo ello, un material ideal para poner en práctica la percepción espacial y el pensamiento lógico.

Sus tonalidades siguen la Teoría del Color de Goethe (os contamos más abajo en qué consiste) y su disposición en el marco de madera fomentan diferentes sensaciones asociadas a dichos colores. Los niños y las niñas pueden aprender la relación entre los colores con este puzle, mezclado las piezas de colores y colocándolas luego diferenciando los colores primarios y complementarios, disponiéndolos de forma opuesta en un círculo. También, por ejemplo, pueden seleccionar los colores primarios y coloque el color que es el resultado de mezclarlos a su lado. Para ello, sugerimos que las niñas y los niños descubran primero cómo se pueden mezclar los colores experimentándolo con pinturas de color.

Todo el mandala está fabricado en madera maciza teñida con tintes no tóxicos con base al agua, con un acabado de aceite vegetal igualmente libre de tóxicos. Tiene 28 cm de diámetro y cada ficha o bloque individual tiene 2 cm de espesor.

Recomendado para niñas y niños a partir de 3 años.

Unas pinceladas sobre la Teoría del Color de Goethe

Johann Wolfgang Von Goethe fue un gran hombre de letras pero también un gran investigador sobre el color. Según sus estudios, él mantenía que la percepción del color no es una cuestión puramente física de captación de la luz, sino que en dicho mecanismo entran en juego variables de aspecto subjetivo.

Desde este posicionamiento, Goethe sostenía que de forma generalizada, se podría decir que los colores cálidos estimulan la mente, alegran y aportan energía, mientras que los colores fríos inspiran calma, aunque también pueden tener un efecto depresivo en la persona que los recibe. Intentó a través de sus investigaciones y experimentos, comprender las reacciones humanas ante los diferentes colores: la calma que proporciona el azul, la alegría que emana del amarillo, la sociabilidad que despende el naranja… en un entramado de sensaciones determinadas por reacciones inconscientes y asociaciones (también inconscientes) de cada color con determinados fenómenos físicos.

La subjetividad forma parte de la percepción por eso, ante un mismo objeto pintado de negro o de blanco, el tamaño que percibimos del mismo es diferente. Él hacía referencia a que cuando miramos fijamente un objeto de color durante un tiempo determinado, posteriormente podremos percibir en la retina dicho objeto pero en su color complementario (si te animas, puedes comprobarlo a través de este experimento).

Os hemos dejado enlazado un interesantísimo documental sobre esta teoría que os recomendamos que veáis.

¿Con qué otros materiales se puede combinar?

¿Por qué consideramos importante jugar con mandalas?

Los mandalas, hay que descubrirlos. Hay que pararse un momento para pensarlos porque a la mayoría de las familias, les pillan algo lejos y lo mismo no reparan en los mismos a la hora de elegir materiales o juegos para sus hijos e hijas.

Lo primero que llama la atención sobre los mismos es la belleza visual que tienen. Da igual su grado de dificultad, ya que normalmente, sus llamativos colores y las repeticiones geométricas de las piezas configuran una armonía muy placentera de ver. No en vano, forman parte de la sabiduría y la meditación hindú y se se utilizan para la concentración de la energía y la relajación.

Para hacerlos, ponemos en marcha altas dosis de concentración y conexión con nosotros/as mismos/as. Es una forma de estar en el aquí y ahora, canalizando muchas de las emociones que llevamos dentro sin darnos cuenta a medida que colocamos de forma terapéutica cada una de las piezas en infinitas posibilidades. Seguramente, no conseguiremos hacer nunca un mandala igual a otro, a no ser que nos lo propongamos mucho y tomemos apuntes.

La geometría es fundamental a la hora de construir los mandalas. Las imágenes especulares, las distancias, las paralelas, las diagonales, las secuenciaciones… que manejaremos sin darnos cuenta siquiera buscando la armonía y la belleza. ¡Qué alegría se siente cuando acabamos y vemos el resultado!

Un juego abierto por definición, nada estructurado, libre. Una gozada cuando se engancha con la actividad y miles y miles de posibilidades de crear. Además, ideal para llevarlo de viaje. ¿Cómo no podemos recomendarlo en Jugar i Jugar si está en nuestro ADN?⠀⠀

  • Edad recomendada por Jugar i Jugar: 3 años
  • Medidas producto: base: 28 cm de diámetro fichas: 2 cm de grosor
  • Fabricado en: Alemania
  • Diseñado en:: Alemania
  • Material: madera de arce
  • FSC: Sí
  • Más: En stock
  • Número de piezas: 24
Ver artículos similares o que combinan
Grimm's

Sobre Grimm's

Lineas pedagógicas

Waldorf

Envíos

Envíos en 24-48h.
Gratis a partir de 60€ en España peninsular.

Devoluciones

Dispones de un plazo de 15 días para realizar un cambio o devolución.

Más info en nuestra Política de devoluciones.

Valoraciones

(0)

Tu opinión es muy importante para nosotras, nos encantará conocer tu experiencia con nuestros juguetes.

Sé el primero en valorarlo

¿Necesitas ayuda?

Si tienes cualquier duda sobre productos, envíos, entregas, etc. mira en preguntas frecuentes o contacta con nosotros:

Te atenderemos de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 hrs.