Los Juguetes

/
/

Primeros juguetes

Esta es una categoría especialmente amplia, con juguetes de madera para dos grupos bien diferenciados. Los bebés que se arrastran, gatean o se desplazan sin andar, que dedican casi toda su energía e interés al movimiento: rastreo, gateo y puesta en pie con apoyo y sin él. Para llevar a cabo libremente todo este despliegue corporal, es importante ofrecerles un suelo cálido, liso y firme, donde tengan seguridad y propuestas atractivas. Disponer de un cajón o una rampa para gatear, sortear y cubrir pequeños desniveles, o de barras para asirse, es una de las mejores opciones para esta etapa.

Mientras se desplazan, también exploran los materiales que tienen al alcance, desde los brazos del sofá hasta los objetos que pongamos conscientemente a su disposición.

Después de la fase del gateo o cuando los bebés logran sentarse por si solos, ganando perspectiva aérea, inician la aventura de llenar y vaciar, apilar y encajar todo lo que encuentran.

Cuando andan por sí solos, conquistando la postura vertical y con las manos libres, descubren su capacidad de modificar la realidad: pueden cambiar las cosas de sitio y transportarlas, apilarlas o encajarlas y mezclarlas. Les fascina arrastrar y empujar, así que cualquier cosa con una cuerda atada les acompañará perfectamente en esta etapa. Mientras el andar es inseguro, es preferible que arrastren sillas pequeñas u objetos a su medida y peso. Cuando andan con mayor seguridad, les encantan las ruedas: carros, carretillas o cochecitos.